Sello de Michael

El profeta Elísha tuvo la misión de acompañar al pueblo de Israel por el desierto. Este hombre de Dios fue guiado por el Arcángel Michael, en quien consiguió la fuerza necesaria para la misión encomendada.

El sello Angélico de Michael quedó como un talismán protector para la humanidad y así recordar e invocar al guía divino.

Sello Angélico de Michael

Sello de Michael talismán de protección

El Arcángel Michael es un ser que inspira y transmite poder para todas aquellas personas que lo invocan. Está reverenciado como la máxima autoridad dentro de los ejércitos de Dios para combatir a quienes se sublevaron y fueron expulsados del cielo.

Desde el principio de los tiempos este Arcángel ha estado presente en la vida de la humanidad, inspirando respeto, acompañando las buenas acciones y defendiendo la causa del Padre Creador.

Quienes lo invocan usan el sello Angélico de Michael como talismán protector de los espíritus malignos o de acontecimientos en la que puede verse comprometido la voluntad divina, que no es otra cosa que la felicidad de la humanidad.

Su invocación ha servido de inspiración para el logro de grandes proezas. En él los primeros cristianos consiguieron la cura para muchos males físicos e incluso se dice que la victoria en la guerra de los cien días lograda por Francia y liderada por Juana de Arco, fue gracias a la intersección de este Arcángel.

Aquel que es como Dios

Por su lucha contra las fuerzas del mal este Arcángel ha obtenido la confianza de la humanidad. La energía que irradia le viene directamente de Dios. Estuvo en el Edén cuando Adán y Eva fueron expulsados por desobedecer la orden de no comer del árbol de las tentaciones.
Lideró la expulsión de los ángeles sublevados y en las situaciones en las que un alma buena corre peligro, su presencia se hace sentir para combatir la injusticia y alejar al peligro. Demandar su presencia con el sello de Michael es un rito de agradecimiento que sus devotos realizan como un homenaje a su custodia permanente.

Si algo caracteriza la devoción a este Arcángel es lo rápido que actúa cuando se le necesita. Ante situaciones de apremio, sentirás una energía que sale de lo más profundo del alma y con ella, la claridad al problema que te cobija. Es allí donde se siente su actuar y protección. Orienta y enseña a vencer vicisitudes para mayor Gloria de Dios.

Un Arcángel para la necesidad humana

Ya sea porque se use el sello Angélico de Michael o de se invoque de otra manera, este Arcángel está siempre disponible para responder antes las necesidades de la humanidad porque:

Su imagen de guerrero representa la lucha permanente entre el bien y el mal; entre la claridad y la luz. Defensor en las situaciones adversas que persiguen al ser humano como la ignorancia, la insensibilidad y la sujeción a las cosas materiales y emocionales.

Por ser el príncipe de la luz, guía, orienta, enrumba al ser humano a la protección divina y lo libera del miedo que produce la oscuridad.
Es un Arcángel que inspira toda la fortaleza necesaria para hacerle frente a las adversidades y desafíos. Es sinónimo de fe, constancia y seguridad en el bien proceder.

Este Arcángel es un protector contra los pensamientos negativos, que impiden avanzar y triunfar en la vida.

Su protección es la garantía de que el amor es posible y que nada contrario a éste podrá imponerse en la vida humana.

Este Arcángel es garantía de luz y fuerza espiritual. Es la coordinación perfecta entre la paz y la justicia divina; es el defensor de la verdad, capaz de desvelar la oscuridad que crea la ignorancia.

Es orden y equilibrio. Él es quien pesa las buenas y las malas acciones de la humanidad.

Salir de la versión móvil